Skip navigation links
Galería de Fotos
Galerías de Videos
Historía del Senado
Historía del Capitolio
  

El Capitolio de Puerto Rico se inauguró el 11 de febrero de 1929 como sede del Poder Legislativo puertorriqueño. Antes de su inauguración, los legisladores se reunían en el edificio de la antigua Diputación Provisional, donde ahora está la sede del Departamento de Estado de Puerto Rico.La idea de construir el Capitolio provino del entonces miembro de la Cámara de Delegados (hoy, de Representantes), Don Luis Muñoz Rivera, quien en el año 1907, radicó un proyecto asignando $300,000 para el diseño e inicio de los trabajos de construcción del edificio.  Por diferentes razones, los trabajos de construcción se fueron posponiendo, hasta que finalmente, el 17 de julio de 1925 -coincidiendo con el natalicio de Muñoz Rivera- se coloca la simbólica primera piedra para el inicio de los trabajos.  Habían transcurrido 22 años de sueños, diseños, alzas y bajas propias de la época, cuando se inauguró el imponente edificio, a la entrada del Viejo San Juan, sobre una superficie que mide 51,814 pies cuadrados, de cara al Océano Atlántico.  El concepto del "Capitolio" como asiento del Poder Legislativo se remonta en Norteamérica al año 1699 cuando el Gobernador de Virginia sugirió que la nueva sede gubernamental se conociera como el "Capitolio", en referencia al Capitolium Romano, lugar de la fundación del imperio romano. 





Una amplia escalinata de mármol mira hacia la avenida Ponce de León y da acceso al edificio por su lado Sur. Ocho columnas de orden corintio se levantan en sus dos entradas principales. Siete imponentes puertas hacen asequible su interior desde el Norte y el Sur, mostrando cada una -labrado en su dintel- el nombre de cada uno de los distritos senatoriales en que se dividía la Isla al momento de la inauguración del Capitolio -San Juan, Arecibo, Aguadilla, Mayagüez, Ponce, Guayama y Humacao.

 

En el centro del edificio se halla la rotonda, extendida a lo alto de los tres pisos de que consta el edificio. En el centro del primer piso ubica la urna que exhibe permanentemente el documento original de la Constitución de Puerto Rico con las firmas de los miembros de la Asamblea Constituyente de 1951-52.



Varios episodios históricos en la vida de Puerto Rico, desde el Descubrimiento, ocupan lugares prominentes en las diferentes fachadas del Capitolio, incluyendo la Colonización, la Abolición de la Esclavitud y el Movimiento Autonomista bajo el régimen español.  En abril de 1997 el Senado de Puerto Rico recibió el Premio Urbe de Excelencia Arquitectónica por la reconstrucción de los frisos y plafones del hemiciclo donde se llevan a cabo sus sesiones legislativas.  El premio se entrega a aquellas instituciones que realizan un esfuerzo genuino por preservar en óptimo estado las estructuras y los monumentos históricos de Puerto Rico.