Sign In

Aprueban Comité de Conferencia sobre la Ley de Armas en Puerto Rico 2020

HON. NELSON V. CRUZ SANTIAGO 6/30/2019

El Capitolio - Con 22 a favor, 4 en contra y 3 abstenidos, el Senado aprobó el informe del Comité de Conferencia sobre el Proyecto del Senado 1050, de la autoría del Senador por el Distrito de Ponce Nelson Cruz Santiago. La medida que establecería la Ley de Armas de Puerto Rico de 2020 ahora pasará a manos del Gobernador Ricardo Rosselló para su firma.
“La medida crearía una nueva ley que se atempera a la realidad y busca un balance entre el derecho constitucional de una persona a poseer y portar armas y el derecho del estado a regularlo. Además, la pieza hace más económico poseer y portar un arma, al tiempo que estipula una amnistía para el recogido de armas ilegales. De esta forma, añadiría delitos adicionales por su uso indebido. Resultaba necesario tomar acción para salvaguardar y proteger los derechos de los ciudadanos americanos residentes en Puerto Rico, mediante una nueva Ley de Armas que se consistente con la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos, con las decisiones del Tribunal Supremo federal, y dejar claro que en Puerto Rico, el portar y poseer armas de fuego es un derecho fundamental e individual al igual que en resto de la Nación", sostuvo el Senador por el Distrito de Ponce y presidente de la Comisión de Desarrollo de la Región Sur Central.
Los votos en contra fueron de los senadores Juan Dalmau, Eduardo Bhatia, Jose Nadal y Cirilo Tirado. 
Entre las disposiciones más importantes está que la solicitud para la expedición de una licencia de armas deberá estar acompañada por un sello de Rentas Internas de $200 y la Oficina de Licencia de Armas de la Policía de Puerto Rico tendrá hasta 45 días para emitirla. De no ocurrir una determinación por parte de la Policía dentro de este término el solicitante tendrá derecho a acudir al Tribunal Municipal y mediante petición deberá resolverse en 15 días.
De igual forma se estipula que los solicitantes serían verificados mediante el National Crime Information Center (NCIC), National Instant Criminal Background Check System (NICS) y el Registro Criminal Integrado del Departamento de Justicia (RCIJ). De esta manera, el Proyecto saca del panorama la necesidad de llevar a cabo una investigación de campo que incluya llevar hasta el tribunal a tres personas para testificar sobre el proceder del solicitante. Asimismo, se elimina el realizar un pago para pertenecer a la federación o club de tiro.
Además, dispone que toda persona que porte un arma en Puerto Rico cumplirá con el requisito de que las armas y municiones deberán ser transportadas dentro de estuches cerrados que no reflejen su contenido.
De otro lado, algunos funcionarios podrían obtener la licencia de armas mediante un proceso expedito, entre los que cualifican se encuentran los policías auxiliares y las víctimas de violencia.
Por su parte, la senadora Zoé Laboy detalló que esta enmienda sobre el proceso expedito redundará en una protección a las víctimas de violencia doméstica o acecho. "Le agradezco a todos los compañeros por haber entendido que además del papel (en referencia a una Orden de Protección) ahora tendrán la alternativa de defenderse con un arma de fuego", sostuvo. 
También el proyecto decreta que la información personal de identificación de una persona que haya solicitado o recibido licencia de armas es una de carácter privado y confidencia. Dicha información solo podrá ser revelada mediante orden de registro y allanamiento obtenida del Tribunal de Primera Instancia, según garantizado por la Constitución de los Estados Unidos en su Carta de Derechos. Esto es excepto se trate de una investigación con interés apremiante, debido a que la seguridad de un civil o del estado estén en peligro y sea realizado por el Departamento de Seguridad Pública.

Del mismo modo, derogaría la Ley ‪404-2000 a la vez que la Nueva Ley de Vida Silvestre, que regula la caza en el País.

​