Sign In

Senadores en un junte salubrista contra la deambulancia

El Capitolio - San Juan, PR. El senador independiente José A. Vargas Vidot participó el pasado viernes, 8 de junio de 2018, de la primera Feria de Salud: “Unidos brindando esperanza" que celebró el Centro PUEDEM: Puertas de Esperanza, en el municipio de Manatí. El Centro PUEDEM es un proyecto comunitario del área norte donde se les ofrecen servicios médico-sociales a personas sin hogar. La actividad, que comenzó a las 8:00 a. m. y se extendió hasta las 2:00 p. m., contó con la iniciativa de Ángel Chayanne" Martínez, senador del Partido Nuevo Progresista y presidente de la Comisión de Salud en el Senado; el Hon. José A. Sánchez González, alcalde del Municipio Autónomo de Manatí; el Senado de Puerto Rico; la Comisión de Salud del Senado de Puerto Rico y naturalmente, el personal de la oficina del senador Vargas Vidot representada por la Comisión para el Desarrollo de Iniciativas Comunitarias.

 

Las personas sin hogar y con dificultades en su entorno social recibieron una amplia gama de servicios básicos ese día. El ofrecimiento de los servicios tuvo la finalidad de aliviar, a corto plazo, la compleja trama de necesidades que esa población expone a diario. Es importante resaltar que, al profundizar en la trama de las personas sin hogar, son las coincidencias y no las diferencias las circunstancias que retratan la realidad social de un Puerto Rico cubierto, en gran parte, por la pobreza. No obstante, y a pesar de lo devastador que pueda tener un ser humano al vivir día a día en la desesperanza y frustración, la responsabilidad social individual es la de extender la mano amiga en medio de aquellas encrucijadas que llevan a un ser humano a empuñarse en la garras de la “deambulancia". Detrás de las historias de los participantes, se brindaron los servicios de manera voluntaria y gratuita, tales como: Triage, servicios médicos y psicológicos, pruebas rápidas de VIH, vacunación, intercambio de jeringuillas, limpieza y curetaje de úlceras, aseo personal, orientación de vivienda y mesas informativas en relación con otras ayudas sociales.

                                                                                                                                                                                     

Asimismo, algunas agencias gubernamentales y entidades privadas donaron su tiempo para instruir a esta población de personas sin hogar. Las mismas, fueron: Hogar Crea, APS, ASES, First Medical, Ombudsman, Departamento de la Vivienda, ASSMCA, CIIPAP (Centro de Intervención e Integración - Paso A Paso, Inc.) y los centros de detox (o detoxificación): Centro de Amor-Sanando Heridas y la Fundación UPENS.

 

Me siento sumamente honrado de compartir esta actividad con mi compañero senador José Vargas Vidot; ya que nos brinda la oportunidad de compartir con estas personas que han sido marginadas por la sociedad. A su vez, nos provee la coyuntura necesaria para realizar pruebas dirigidas en atender las diferentes condiciones de salud de dicha población".

Como presidente de la Comisión de Salud en el Senado, siempre me he esmerado en ayudar a mejorar las condiciones de vida de nuestros ciudadanos. Para mí, es y siempre será inaceptable dejar desamparadas a personas sin hogar y sin protección que hoy día se encuentran viviendo en la calle", manifestó el senador Ángel “Chayanne" Martínez.  

 

Por último, el senador José Vargas Vidot comentó, “Cada persona sin hogar, es un mundo... Un mundo que para ellos y ellas se manifiesta en una cadena de desafíos y rivalidades que hacen de este tipo de lucha, una compleja manera de ver la vida que no sea a través de su propio horizonte. Ciertamente, todos los que participamos de estas actividades relacionadas con salubridad, y que llamamos irónicamente ferias de salud, tenemos una misión por delante imperativa: cada uno de nosotros tiene el poder de brindar esperanza al necesitado; forjar una sensibilidad social-comunitaria y de buen samaritano; de exponerse a un proceso de madurez que solo, requiere comprender lo que sufre una persona en desgracia en un entorno social en desventaja. Es compleja la ecuación, hay que comprender la salud mental de una persona sin hogar; todos tenemos las herramientas para responder a ese llamado, requiere voluntad y saber escuchar".

 

Junto con el senador “Chayanne" Martínez, a quien agradezco su sentido humanitario con las personas sin hogar; al Señor alcalde de Manatí, el Senado de Puerto Rico y todos los voluntarios que dijeron presente ese día, mis respetos y las gracias por dar sin recibir nada a cambio. Las bendiciones son la confirmación del amor de Dios con nosotros. Dar amor, por lo menos, a una persona sin hogar, es un paso evolutivo para borrar el prejuicio social de la mal llamada “deambulancia". Porque el motivo es atender y sanar el problema, no multiplicarlo".