Sign In
Kenneth D. McClintock Hernández 2005-2008

DECIMOTERCERO​ PRESIDENTE DEL SENADO

Kenneth Davison McClintock Hernández nació en el 1957 en Londres, Inglaterra, pero ha residido en Puerto Rico desde los 11 meses de edad. Es hijo de un arquitecto de Texas y de una profesora de Ponce, Puerto Rico, ya fallecidos. En 1980 obtuvo su grado Juris Doctor de la Universidad Tulane, en Nueva Orleans, Louisiana, luego de tres (3) años de estudios sub-graduados con concentración en Finanzas de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Recinto de Río Piedras, después de graduarse de la University High School (UHS) de la UPR.

McClintock fue miembro de organizaciones juveniles pro estadidad desde los 13 años de edad en 1970. En 1979, fundó y presidió la Asociación de Estudiantes Estadistas en los Estados Unidos. Obtuvo su primer puesto electivo en 1990, como miembro de la Asamblea Municipal de San Juan. En 1992, fue nominado y electo a servir el primero de cuatro términos como Senador por Acumulación. Durante su último cuatrienio en el Senado, se desempeñó como 13er Presidente del Senado de Puerto Rico. Durante su extensa carrera legislativa, guiada por su lema “las buenas ideas no tienen color”, fue autor de sobre 1,200 proyectos de ley, de las cuales más de 160 fueron promulgadas como ley. Estas incluyen la Ley de Telecomunicaciones de Puerto Rico, la Ley de Digitalización del Gobierno de Puerto Rico, y la Ley de Medición Informática. Además, McClintock fue autor de la Ley que creó el Programa de Internados Congresionales Córdova-Fernós. Este programa ha enviado a más de 800 estudiantes universitarios puertorriqueños a trabajar como internos durante un semestre con miembros del Congreso de los Estados Unidos. También ayudó a redactar la mayor parte de la legislación energética vigente en Puerto Rico.

En noviembre de 2008, luego de su amplia elección como Gobernador, el Congresista Luis Fortuño designó a McClintock a presidir su Comité de Transición y el 11 de noviembre lo designó como el 22do. Secretario de Estado de Puerto Rico.

Como Secretario de Estado, McClintock ayudó al Gobernador a fortalecer lazos con la República Dominicana y reorganizó y digitalizó los servicios de apoyo a negocios en el Departamento de Estado. Además, usó sus múltiples contactos en el Distrito Federal para ampliar la agenda legislativa de Fortuño y del Congresista Pedro Pierluisi en Washington, D.C., coordinó exitosamente los esfuerzos hacia la conversión a la televisión digital de la telemisora del Gobierno de Puerto Rico y asesoró al Gobernador en diversos asuntos. Presidió el Consejo ASesor de Reorganización y Modernización de la Rama Ejecutiva que produjo trece planes de reorganización, once de los cuales fueron aprobados. Al final de su desempeño como Secretario de Estado, uno de los cuatro de mayor duración, se desempeñó nuevamente como copresidente del Comité de Transición gubernamental, el único en ocupar ese puesto más de una vez.

En 1999, McClintock fue elegido como primer Presidente Hispano del Concilio de Gobiernos Estatales (CSG). Esta organización representa a las tres ramas de gobierno de todos los estados y territorios de los Estados Unidos. En el 2000, fue el segundo presidente de la Conferencia Parlamentaria de las Américas (COPA), que representa a todas las legislaturas nacionales y subnacionales del Hemisferio Occidental. En 1971, a los 14 años de edad, fue designado, por el entonces Presidente de los Estados Unidos, Richard Nixon, delegado a la Conferencia sobre Juventud de la Casa Blanca. En 1978, a la edad de 21 años, fue designado por el Presidente Jimmy Carter al Comité Asesor Nacional sobre Justicia Juvenil y Prevención de Delincuencia. Ha pertenecido a varias organizaciones a nivel nacional, incluyendo la Asociación Nacional de Vicegobernadores (NLGA), la Asociación Nacional de Secretarios de Estado (NASS), el Concilio Nacional de La Raza, y LULAC. 

Ha sido autor y coautor de varios libros, entre ellos, "Te Quiero, Puerto Rico" sobre primarias presidenciales en Puerto Rico. Luego de su retiro de la vida pública, se ha desempeñ​ado como profesor adjunto de la Universidad Interamericana, miembro de las juntas de entidades sin fines de lucro y se mantiene activo en la Iglesia Episcopal, a la que pertenece toda su vida. 


Ver más